Que pasa con los consumidores de moda sostenible?


Première Vision publica un estudio sobre consumo de moda sostenible

El estudio –realizado por la cátedra IFM/Première Vision- analiza la situación en Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos.

Première Vision ha publicado un estudio realizado por IFM y la cátedra del propio salón- sobre la actitud de los consumidores respecto a la moda sostenible en Estados Unidos y varios países europeos. En concreto, interrogó a 5.000 consumidores del país americano y de tres países europeos (Francia, Alemania e Italia). Sus resultados fueron ya dados a conocer a los participantes en la edición de Première Vision del pasado mes de septiembre.

Por primera vez -afirma Gilles Lasbordes, director de PV- podemos comprender mejor la percepción de los consumidores sobre la moda responsable y conocer sus motivaciones y obstáculos.

Sus cifras –sigue diciendo Gilles Lasbordes– indican que los consumidores están más implicados con la sostenibilidad de lo que pensábamos, aunque la moda queda por detrás de otros sectores, como la alimentación. La proporción de consumidores que han comprado comida orgánica supera el 60%. Los productos orgánicos de belleza también demuestran una aceptación bastante grande, mayor que la de la moda.

Modelo de Skunfunk, una de las marcas españolas más conocidas por su compromiso con la sostenibilidad

Verdadero entusiasmo por la sostenibilidad

Casi la mitad de los consumidores consultados ha comprado a lo largo de 2019 un artículo sostenible: reciclado, orgánico o de segunda mano. Extrañamente, el estudio considera artículo sostenibles los artículos Made in France.

Del análisis de los datos parece deducirse que el gasto medio personal en productos de moda responsable asciende a 170 euros anuales, la cuarta parte del consumo total en esos mismos productos.

Motivaciones de la compra sostenible

Aunque los datos ofrecidos por la encuesta –o, por lo menos, la información que tenemos sobre ella- son muy parciales, parece que uno de los motivos que alienta la compra de productos sostenibles es la protección del medio ambiente. Otro factor importante es la ausencia de componentes tóxicos.

Los consumidores también parecen estar motivados por la elección de los materiales. En general los prefieren naturales o reciclados. También en general, consideran que el poliéster, el acrílico y la poliamida son materiales dañinos, sin mayores matices. Lo mismo piensan -en buena parte, injustificadamente- sobre los artículos de piel.

Barreras al consumo responsable

Una de las principales barreras al consumo responsable parece ser la falta de información. Los compradores carecen de conocimientos suficientes sobre la definiciòn y los criterios de cada tipo de materia prima.

Otra barrera es que a menudo no saben dónde encontrar y comprar los artículos sostenibles. De hecho, bastantes de los entrevistados consideran que la oferta de moda sostenible es todavía insuficiente. Por otro lado, muchos han descubierto las posibilidades que le ofrece la venta de artículos de segunda mano, que ha crecido en los cuatro países analizados.

Muchos consumidores se quejan también de la falta de transparencia de las marcas y de la excesiva abundancia de certificaciones. El mayor precio de los artículos sostenibles, en cambio, constituye solo una barrera para el 33% de los consumidores franceses.

A diferencia de lo que ocurría hace algunos años, los consumidores no consideran que el estilo de las prendas responsables sea insuficiente. Más bien lo consideran creativo y deseable, además de respetuoso con el medio ambiente.

Los consumidores también valoran la actitud de las marcas ante la salud y la seguridad de los trabajadores. En cambio, parecen importarles menos los temas relacionados con los salarios y con la discriminación.

Por último, respecto al origen geográfico de los productos, un 80% de los entrevistados en Francia considera que un producto sostenible debería haber sido fabricado en su propio país. Lo mismo ocurre con los de los otros países europeos. Un producto –opina un consumidor francés- debería ser fabricado lo más cerca posible del mercado donde se consume para reducir el impacto negativo del transporte.

Oportunidad para el crecimiento

El sector de la moda –concluye el director de PV- está siendo revolucionado por la preocupación medioambiental, al mismo tiempo que el consumo sufre una cierta crisis, que afecta especialmente a las gamas medias. Este estudio proporciona datos analíticos para que las empresas puedan tomar decisiones acertadas y ampliar su oferta, si lo desean. Este es también el papel y el objetivo de Première Vision.

La oferta de productos responsables, en efecto, constituye una oportunidad de crecimiento para las marcas. Gracias a ellos, durante los próximos años veremos cambios importantes en el sector, que mejorará las condiciones sociales y medioambientales de sus artículos.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario